martes, 13 de octubre de 2015

Decenas de muertes en EU por software de VW

Decenas de muertes en EU por software de VW

El sistema de control de contaminantes de los motores de Volkswagen no ha sido una simple trampa sin víctimas, sino que mató entre cinco y 20 personas en Estados Unidos anualmente en los últimos años, de acuerdo con un análisis estadístico y computarizado de The Associated Press.

El software que la empresa admitió que se utilizó para burlar los límites de emisiones impuestos por el gobierno permitió que los motores produjeran suficiente contaminación para causar entre 16 y 94 muertes durante siete años, y el conteo anual creció recientemente conforme más motores diésel salían a circulación. El costo total superó más de $100 millones de dólares.

Y eso solo en Estados Unidos. Probablemente fue mucho más letal y costoso en Europa, donde Volkswagen vende más vehículos diésel, dijeron los ingenieros. Científicos y expertos apuntaron que la cifra de muertes en Europa podría ser tan alta como centenares de personas cada año, aunque advirtieron que es difícil trasladar los modelos informáticos de salud y calidad de aire estadounidenses a las ciudades europeas, que tienen más densidad de población.

“Estadísticamente, no podemos apuntar quién murió debido a esta política, pero algunos han muerto o probablemente murieron como resultado de ella”, afirmó el profesor de ingeniería ambiental de Carnegie Mellon, Peter Adams, quien calcula lo perjudicial del aire contaminado mediante un modelo sofisticado de computadora que él y la AP utilizaron en su análisis.

El software alterado permitió a los vehículos diésel de Volkswagen emitir entre 10 y 40 veces más óxidos de nitrógeno que los permitidos por las leyes, haciendo de esto “una clara preocupación por la calidad del aire y la salud pública”, opinó Janet McCabe, jefa interina de calidad de aire de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA).

Los óxidos de nitrógeno forman smog —ese aire oscuro y sucio que complica la vista y en algunas personas la respiración_, pero también agravan un problema mayor y mortífero: pequeñas partículas de hollín. Numerosos estudios médicos muestran que esas partículas diminutas provocan alrededor de 50.000 muertes al año en Estados Unidos, la mayoría por problemas del corazón.

Los óxidos de nitrógeno pueden viajar miles de kilómetros, por lo que la contaminación en Pittsburgh se puede sentir en la costa oriental de Estados Unidos, aseguró Adams. Los expertos calculan qué tanto le cuesta la contaminación a la sociedad considerando el valor de las vidas perdidas. En este caso, Adams y otros estiman que las vidas perdidas —valuadas en 8,6 millones de dólares cada una— superan costos tales como días de trabajo perdidos o gastos de hospitalización. El costo anual total de los contaminantes en exceso de los vehículos diésel de VW se ubicó entre 40 y 170 millones de dólares, calcularon profesores de ingeniería ambiental.

Como respuesta a una petición de comentario, la noche del sábado Volkswagen dijo que EPA señaló que los vehículos afectados no presentan un riesgo de seguridad y son legales para conducir. “Las acusaciones generales relacionadas con las emisiones de óxidos de nitrógeno de estos vehículos afectados y las consecuencias específicas en la salud no están verificadas. No hemos recibido informes que confirmen que las emisiones de dichos vehículos causaron un problema real de salud”, dijo en una declaración la compañía. .

La AP calculó cuánta contaminación se expulsó cada año, iniciando con el amplio 10 a 40 veces más emisiones que calculó EPA, luego consideró el el millaje y totales de vehículos de EPA, la compañía de autos y el Kelley Blue Book.

Los resultados muestran un límite máximo y mínimo de contaminación por óxidos de nitrógeno como resultado del subterfugio de VW. La AP llevó esos números a científicos quienes previamente habían creado un sofisticado programa informático que analiza el movimiento de aire y varios estudios epidemiológicos sobre los efectos a la salud de los contaminantes. El resultado es un cálculo aproximado de muertes y costos a la sociedad de acuerdo a un número específico de contaminantes que provocan cada muerte.

La EPA tiene su propia fuente de modelo informático que calcula muerte y costos sociales de emisiones, con un aproximado de 1.300 toneladas de óxidos de nitrógeno por muerte. Con ese cálculo y los totales de emisiones de AP, el número de muertes en los últimos siete años varía entre 12 y 69, un poco menos que los cálculos de AP.

Sin embargo, los ingenieros advierten que estos números vienen con muchas advertencias y cálculos aproximados. Dependen de muchas suposiciones y una oscilación de posibles emisiones por auto. Los impactos de contaminantes ambientales en la gente se suelen calcular a nivel local porque ahí es en donde se siente y cambia según el lugar. Pero estos cálculos se llevaron a un nivel nacional, lo que agrega más incertidumbre.

Chris Frey, un profesor de ingeniería en la Universidad Estatal de North Carolina, ha estado probando los VW diésel en condiciones reales al conducirlos más de 160 kilómetros con monitores en los escapes del vehículo. Concluyó que la contaminación es 10 veces mayor que el estándar federal y notó que la peor contaminación resultaba al conducir en autopistas o en el tráfico.






Fuente: Netmedia.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario