viernes, 29 de diciembre de 2017

Cuidado con nuestros datos si cargamos el móvil en un USB público

Cuidado con nuestros datos si cargamos el móvil en un USB público

Todos alguna vez nos hemos visto en la obligación de conectar nuestro móvil a un cargador público. Los típicos por USB que podemos encontrar en aeropuertos, estaciones de trenes, centros comerciales… Sin embargo esto no es lo más seguro.
Ponemos en riesgo nuestros dispositivos, especialmente si no tenemos en cuenta algunas técnicas. En este artículo vamos a explicar el peligro que conlleva y cómo podemos cargar el móvil de forma más segura, aun usando un USB público.


Cargar el móvil en un USB público

En los últimos tiempos hemos visto cómo ha aumentado el número de malware para dispositivos móviles. La razón es que cada vez usamos más los teléfonos y tabletas para navegar. Existen más aplicaciones y realizamos más acciones con ellos. Programas bancarios, mensajería, fotos…

Además, en los últimos tiempos y con el auge de las criptomonedas, también ha crecido la minería de monedas digitales. Esto afecta muy negativamente a nuestros dispositivos.

Los puertos USB fueron diseñados no solamente para cargar dispositivos, sino para transferir datos. Esto significa que podemos estar pasando nuestros archivos sin darnos cuenta, cuando lo cargamos en un lugar público.

Automáticamente se crea una conexión entre el teléfono y la carga USB cuando lo conectamos. Los móviles con Android 4.x o anteriores son los que más datos transfieren. Esto es así ya que utilizan el Protocolo de Transferencia de Medios. Deja así nuestros datos al descubierto.

Si ese puerto USB ha sido alterado por un ciberdelincuente, podemos estar enviando datos de forma inconsciente.

Pero esto ocurre también con las últimas versiones. Siempre que estemos utilizando nuestro móvil, tenemos habilitado el cable USB para enviar y recibir datos. La cantidad de datos depende del sistema operativo y del dispositivo. Puede ser mayor o menor.

Soluciones

Una de las mejores soluciones para salvaguardar la seguridad cuando carguemos el móvil en un USB público, es bloquearlo. Siempre que tengamos el dispositivo bloqueado, todavía más si lo apagamos, no envía datos. Sin embargo esto es algo que normalmente no ocurre. La gente busca seguir utilizando el teléfono mientras lo está cargando.

A través de comandos AT, un ciberdelincuente podría descargar datos de nuestros contactos, obtener números de teléfono o mensajes, por ejemplo. También podrían realizar llamadas a nuestro cargo, algo aún más negativo si estamos en roaming.

Del mismo modo que buscamos un puerto USB público para cargar nuestro móvil, también buscamos una red WiFi. De ello ya hemos hablado en otro artículo. Es igualmente importante asegurarnos de dónde nos conectamos. Del mismo modo que no debemos de compartir datos importantes, abrir aplicaciones bancarias, por ejemplo. Muchos ciberdelincuentes utilizan aeropuertos, estaciones de tren o centros comerciales donde va mucha gente para lanzar los anzuelos.

Lo mejor es mantener siempre el sentido común y estar alerta. Además, contar con programas y herramientas de seguridad en nuestros dispositivos es importante. Sólo así podremos hacer frente a posibles amenazas que pongan en riesgo el buen funcionamiento de nuestro equipo.





Fuente: Redeszone.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario