viernes, 1 de mayo de 2020

Venden más de 400.000 tarjetas de crédito robadas en la Dark Web

Venden más de 400.000 tarjetas de crédito robadas en la Dark Web

La Dark Web tiene más actividad que nunca, donde muchas de las compras ilícitas que antes se hacían en persona ahora se hacen por Internet, como es el caso de la compraventa de droga. Además, siguen vendiéndose multitud de tarjetas robadas, siendo uno de los elementos con los que más se comercia en la red. Ahora, han descubierto casi 400.000 nuevas tarjetas vendidas en bloque.


Ha sido la empresa de ciberseguridad Group IB la que ha descubierto la venta de estos elementos robados, que costar mucho más de los precios de un DNI o un pasaporte en la Dark Web. Las base de datos se está vendiendo en el mercado de Joker’s Stash, que es uno de los más grandes en cuanto a la venta de tarjetas robadas se refiere.

El pack se vende completo por casi 2 millones de dólares

En total, hay 397.365 tarjetas de crédito y débito, donde 198.233 (el 49,9%) son de Corea del Sur, y 199.132 (el 50,1%) son de Estados Unidos en su mayoría, con algunas de la Unión Europea. Mientras normalmente estas tarjetas se venden en packs pequeños o de manera individual, en este caso tenemos un pack enorme que tiene un astronómico precio de casi 2 millones de dólares (1.985.835 dólares), lo que equivale a unos 5 dólares por tarjeta.

Como suele ser normal, no todas las tarjetas de la base de datos funcionan, y según detalla el vendedor, el porcentaje de validez es de entre el 30 y el 40%. Según los investigadores, se trata de la mayor venta de tarjetas robadas de 2020, las cuales han sido obtenidas mediante skimming. Esta técnica consiste en poner elementos falsos encima de cajeros reales que obtienen los datos de la tarjeta, así como el código PIN a través de una cámara o un teclado modificado que se coloca encima del real.

Pueden sacar dinero con los datos robados

Los datos recopilados por los atacantes incluyen el número de la tarjeta, la entidad bancaria, la fecha de caducidad, el número de cuenta, e incluso en ocasiones el CVV/CV2. Group IB afirma que, aunque no hay información suficiente para realizar compras por Internet, quienes compren los datos sí que al menos pueden obtener fondos de esas tarjetas. Tan sólo tienen que crear tarjetas clonadas usando los datos obtenidos.

Pueden sacar dinero con los datos robados

Las autoridades ya han sido informadas sobre el robo de tarjetas. Por desgracia, no hay ninguna manera de saber si estás afectado más que comprobar si has recibido cargos indebidos en tu tarjeta. Los bancos y las empresas de tarjetas suelen garantizar la devolución del dinero, además de permitir cancelar la tarjeta con facilidad, de lo cual se aprovechan también los atacantes para obtener todo el dinero posible porque son los bancos quienes acarrean con el coste de reponerlo. Para prevenir este tipo de ataques, es conveniente activar la verificación en dos pasos y utilizar tarjetas de pago virtuales, las cuales puedan cancelarse fácilmente y tengan un límite de cobro que podamos elegir nosotros.







Fuente: Adslzone.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario